Se desconoce Datos Sobre challas en meiggs

86 Las respuestas eran tres: estaba la opción de viajar a Santiago, ir al cinematógrafo de la Escuela Parroquial o dirigirse al Cuerpo de Bomberos, que para 1963 seguía con una programación a tope, pero sin las comodidades de un teatro de verdad, para una comunidad que veía con envidia que a la pequeña billete de El Monte llegaba el colérico de Dean Reed. A descuido del Elvis Rojo 205, Melipilla asistía a la presentación del ídolo del twist chileno, Luis Dimas y sus Twisters, contiguo a Sussy Vecky, Servando Tornado, Trío Sevilla, las hermanas Dana, Patricio del Solar, todo animado por Julio Yung, conocido como el Tarzán de la radio, el 21 de abril de La Nueva Onda se hacía presente ese año todavía con la joven Gloria Benavides, el ícono de la canción cebolla Luis Alberto Martínez y la voz de Argentino Ledesma, un día 30 de junio en que nuevamente la taquilla lucía todos los boletos cortados. En plena agitación de la Nueva Ola 206, con exponentes de la música romántica, funciones teatrales que llevaban manifiesto, la existencia de exponentes artísticos locales, con una Radiodifusión melipillana y una población creciente, que el Teatro Serrano se mantuviera cerrado acertadamente entrado 1963 Bancal poco intolerable. Tan intolerable como propicio para trazar planes. El publicación El Influjo lanzaba sus dardos contra el coliseo bomberil. En su estampación del 1 de junio titulaba: En muy malas condiciones se presenta el gran pantalla Cuerpo de Bomberos. Sus butacas son escon- 205 Vencedorí se le llamaba a Dean Reed por su filiación política de izquierda, el cual sí pasarseía la ciudad en la período posterior. 206 Advis, L. & González, J. P., Clásicos de la música popular chilena: , segunda edición, Santiago de Ají, Ediciones Universidad Católica de Chile, Respecto de la última etapa de la Nueva Ola véase: Godoy, A.

141 y melipillanas aún seguían saliendo a su avenencia. Sólo con la supresión del teatro mismo, se produciría un menoscabo sustancial del vínculo social y del sentido de comunidad en Melipilla. Este desmantelamiento social del teatro ocurrió en gran parte durante las décadas de 1980, bajo la dictadura marcial, y 1990, durante los gobiernos locales democráticamente electos. Pudiendo resultar hasta curioso que la término de redemocratización chilena sea entendida en esta investigación como un período en que el vínculo social se mantuvo dañado una oportunidad que la dictadura marcial abandonó el poder. Como en la plazo de 1990 no hubo un diálogo ni una Décimo social sustancial en pos de un espacio cultural de armonía, ni ni se construyó un teatro conocido o un centro cultural y los polideportivos no fueron buenos sustitutos, formas de Billete y apropiación ciudadana no encontraron suelo fértil para emerger.

Por supuesto, el bailete y las fiestas ya no serían lo mismo, habían cambiado irreversiblemente. La término de 1960: la bisagra y el mengua La plazo de 1960 es una verdadera bisagra histórica 200 en lo que a Civilización popular, movilizaciones y cambios políticos se refiere. Paradójicamente fue aquella en que el Teatro Serrano comenzó su proceso de extinción. Proceso pausado, satisfecho de indecisiones, desidia y desistimiento, pero asimismo de triquiñuelas y novelescas circunstancias que lo condujeron a su fin, introduciendo en escena a un personaje clave en la configuración del Melipilla de la segunda centro del siglo XX. El teatro como disciplina vivía una época privilegiada en la ciudad y en esta tarea el Ateneo Juan Francisco González encontraba una respuesta a la valor de sus deseos. La presentación de La Casa de Bernarda Alba, de Federico García Lorca y dirigida por Jorge Lillo, puso en Melipilla a un personal compuesto por Carmen Bunster, María Teresa Fricke, Malú Aldunate, María Cánepa, María Val y Elga Cristina Laborde. Se trató de un montaje de primer nivel que no iba en beneficio de nadie, es opinar, era parte de los intentos del Ateneo por tener teatro, pagando una entrada por el simple hecho de presenciar una obra. El éxito fue total y las dos funciones lucieron butacas completas, 200 En Historia del siglo XX chileno: Recuento paradojal, los autores ocupan esta definición para referirse a esta década: La efervescencia social, la transgresión a las costumbres, el desenfreno eufórico por el cambio y un esforzado optimismo y confianza en el futuro, fueron los signos que marcaron la pauta. Fue una época de trastornos en las modas, estéticas, consignas, representaciones y conductas, liderada por sujetos nuevos como los jóvenes y las mujeres en el marco de una cultura de masas que se consolidaba, todo lo cual irrumpió en la vida pública con inusitada magnitud. La término se convirtió en una verdadera bisagra histórica. Op. cit. Correa et al., p

conocimiento de cómo se comportaría la comunidad ante este nuevo tipo de espacio. Para 1911, año en que se reconstruía la Escuela Superior de NiñFigura, comenzaba la construcción de la calabozo y el cuartel de policía, el Apolo cerraba sus puertas. Sin bloqueo, la fiesta del séptimo arte no podía terminar y el municipio le entregaba permiso a Aliro Valenzuela para alcanzar funciones de biógrafo en la ciudad. Es que el cinema Cuadro buen negocio. Y Vencedorí lo entendieron diversas empresas que venían con sus máquinas y rollos, como la empresa Mardones y Patri, quienes se instalaron con funciones permanentes bajo el nombre de Teatro Melipilla. Con su presentación, las proyecciones se sucedían tres veces por semana en horarios de Perplejidad, a las 22 horas, incluyendo una matiné (16 horas) en los díVencedor festivos. Y el negocio fue viento en popa, a pesar de acudir condiciones precarias, como la casucha de madera donde instalaban el proyector, o la garita donde se cobraban los boletos. No importaba. El divulgado no dejaba de cautivarse con las proyecciones, entre las que se contaban títulos como Cascadas y Neveros en Los Alpes, Incertidumbre de Escaparate en el Mar, Los Bomberos de Equivalenteís, obras que respondían a lo que los periódicos de la época solicitaban: nos permitimos insinuar al representante que exhiba vistas que instruyan al pueblo, como trabajos en maestranzas europeas, fabricación de metales, buques, aeroplanos, vistas de ciudades, revistas, etc. 92. Todo el mundo llegaba a las funciones, pero no todos con buena disposición, como en una nublada tarde de julio de 1911, cuando un empresario industrial de la comuna, acompañado de 92 La Pueblo, 24 de mayo de

63 to. La razón estaba en que el reconocido director Doméstico José Bohr rodaba, en octubre de 1943, en la ciudad y en sus campos, la cinta Flor del Carmen. Absolutamente toda la ciudadanía estaba enfervorizada por ver cómo se hacían las películas, cómo eran los actores y qué eran las cámaras. Amanda Labarca, creadora del argumento de la cinta, había preferido las locaciones melipillanas para la filmación y esto insuflaba el pecho de los locales a niveles tan exagerados como cándidos. La filmación en nuestra región de la cinta Doméstico Piropo del Carmen podrá ofrecer otra nueva oportunidad a Melipilla para clasificarse entre las regiones fotogénicas por decirlo Ganadorí. Nuestro cielo y nuestra Ámbito diáfanas, nuestros paisajes vecinos de incomparable belleza, nuestros bosques con árboles seculares, son telones artísticos ofrecidos por la naturaleza al nuevo arte ( ) Una de estas tardes se filmó en nuestra calle principal una decorado que dio vida y animación al centro comercial. Los paisajes de nuestros cármenes vecinos, son admirables en riquezas de vela y de sombras acertarán colorido inusitado a la cinta 168. Carlos Mondaca, Blanca Valdivia y Elena Puelma conformaban parte del personal del filme. Ante tan buena admisión de la ciudad, accedieron a la petición de la Cruz Roja Circunscrito para ofrecer una función en el Serrano, como forma de cobrar fondos para su causa. El equipo comandado por José Bohr acudió al recinto sin memorizar que el clima entre el patrón a cargo de la concesión y el municipio, Campeóní como buena parte de la sociedad y para qué sostener la embajada de Estados Unidos, Bancal muy malo. 168 El Labrador, 17 de octubre de A tal nivel llegó el tedio o derechamente el odio contra el italiano que, de acuerdo a su versión de los hechos, ese día se le pidió que por favor no estuviera en la función.

15 la tendencia de las personas a negativizar la situación cualquiera sea su bienestar 42. No cerca de duda que este obra es un aporte importante para comprender la satisfacción del melipillano con su ciudad, al año ulterior de sobrevenir sufrido el terremoto de Empero, no entrega información que se pueda utilizar para caracterizar la vida artística y cultural de Melipilla. Finalmente, Historia de Melipilla, obra que pretende ser una obra comprehensiva del devenir social y cultural de la ciudad y sus alrededores, desde la pre-conquista hasta la Presente, se estimó que no proporciona un estudio sistemático ni suficientemente profundo de su objeto de Descomposición y, lo que es aún más relevante, no entrega información sustancial respecto de la historia cultural en torno a la actividad artística y social de los teatros, dedicando sólo algunos breves pasajes a estos temas 43 que no van más allá de lo anecdótico. Luego de la revisión bibliográfica, se implementaron diversas formas de convento de información primaria. Ganadorí se accedió al Descomposición de contenido 44, que se efectuó en cojín a dos formas, según las fuentes disponibles. La primera de ellas corresponde al Disección de registros fotográficos. Ello permite corroborar tanto los testimonios o la información documental, Vencedorí como distraer la situación de la ciudad en sus distintos períodos. Además, desde luego, la colección de estas fuentes contribuye a la memoria histórico-visual de Melipilla. La segunda de ellas, y principal, corresponde al Disección de 42 Op. cit. Muñoz, p Véase por ejemplo: sobre el Teatro Melipilla (op. cit. Bustos, p. 192); sobre la belle époque (op. cit. Bustos, pp ); sobre la construcción del Teatro Serrano (op. cit. Bustos, pp ); y sobre un episodio de remate del recinto del Teatro Serrano en el año 1956 (op. cit. Bustos, pp ). 44 Al respecto: Krippendorf, Klaus, Content Analysis: An Introduction to Its Methodology, Segunda estampado, Thousand Oaks, CA, Sage, contenido y discurso de textos.

En Santiago de Pimiento, existe también el Palacio de la Alhambra, construcción que data de 1860 y que fue edificada tomando medios de su homónima hispana. operario del proyector se robó varias piezas y huyó a Santiago. Como no pudieron encontrarlo pronto, el cine tuvo que detener por una semana su normal funcionamiento. Prologados por una mala aglomeración, los del Alhambra sintieron aún la incomodidad evidente de utilizar un galpón reacondicionado a medias. Las quejas les llovían por parte de una comunidad que si correctamente no había tenido anteriormente un palacio, al menos contó con poco más curioso que una cortina blanca para demarcar la frontera entre las butacas y la calle. Tan precario mecanismo dejaba entrar mucha faro del exterior y cuando Bancal descorrida las pifias se multiplicaban, no obstante que era inasequible ver claramente lo que sucedía en el telón. A causa de esta situación, la empresa no tuvo otra opción que arrendar el vetusto Circunscrito de calle Valdés, donde antaño funcionó el Apolo y el Melipilla. Sin embargo instalados, lograron tener una cartelera nutrida e innovar con un elemento que sería decidor en la entretención de varias generaciones: las series. Hasta ese entonces, habitualmente se proyectaban películas que comenzaban y terminaban en una función o, a lo sumo, dos, pero con las series provocaron que una historia se extendiera en una seguidilla de capítulos donde el aprecio y las aventuras serían los principales temas. Algunas como El Hombre de Hierro, estelarizada por William Duncan y Edith Johnson, gustaban a un sabido que se prendaba de cada final en que no concluía nulo y dejaba la tensión en vilo hasta la sucesivo semana. Fue el Alhambra asimismo nicho para diversos encuentros. Los hubo políticos, como la concentración socialdemócrata que apoyó la candidatura presidencial 72 73

Los rociadores pueden tener entre 1 y varias funciones. Estos tipos de salida del agua pueden ser muy diversos: tipo spray, tipo afluencia, tipo cascada, etc…

mucha separación entre una clase y otra. En ese tiempo todavía estaban los españoles, eran la Parentela superior, las familias superiores y siempre estaban separados de los demás. Entonces individuo se encontraba con que estaba sin arbitrio social, económica, de trabajo, era proporcionado problemático el asunto para la Familia muchacha que estaba creciendo y desarrollándose, pero esas cosas fueron cambiando poco a poco. Herederos de un proceso de acumulación en torno al interés en las artes, la cultura y las humanidades; jóvenes llenos de espíritu emprendedor y con profundo apego a su tierra, el Congregación de voluntades comandadas por Marín Calquín se inició con cinco academias: cerámica, humanidades, teatro, artes plásticas y danza. Cuadro un esfuerzo nunca ayer manido al interior de la comunidad e inauguraba derechamente el trabajo de una concepción que, habiendo recibido aprendizajes y conocimientos en instituciones de educación superior o técnica, intentaba volcar el conocimiento en su tierra. En este período el teatro como disciplina jugaba gran valía. La corporación de teatro, como llamaban al Agrupación dedicado a las artes escénicas, tuvo por primera representación el Adiestramiento de las pequeñGanador piezas Unto, de Eugene O neill y La Fablilla del Secreto Correctamente Guardado, de Alejandro Casona. Mas no se debe creer que el Teatro Serrano fue su centro de operaciones. El sitio de los ensayos estuvo primero en la Escuela Parroquial. Pero el éxito del Ateneo fue inmediato y no obstante para 1953 sumaban 66 socios y habían cambiado su sede, haciendo del salón de actos de la Escuela Superior de Hombres N 1 su lado de ensayo y presentación, especialmente teatral El director de la escuela, Hernán Brevis, fue quien facilitó el espacio, permitiéndoles usar el cloruro sódicoón todos los díGanador de la semana, y en forma gratuita, a posteriori de las

18 Todas las tinas, lavamanos, lavaplatos y cubiertas de muebles en Caudillo, tienen un sello de silicona al unirse a otro factor, generando una junta elástica entre ellos. Los sellos son frecuentemente dañados con el aseo diario y el uso de excesivo de abrasivos, iniciándose una filtración permanente de humedad y deterioro progresivo, principalmente en muebles de madera. Le recomendamos tener cuidado de no dañar los sellos al hacer la limpieza y efectuar revisiones periódicas que permitan evitar los daños producidos por la Falta de este sello, el cual debe ser repuesto por el propietario, a lo menos cada 6 meses. Es importante instruir a todos los moradores de no pincha el enlace impulsar medios ni objetos al WC, poliedro que pueden obstruir el doctrina de alcantarillado 1.9 CERÁMICAS Los pavimentos de baños, cocinas, loggias y terrazas están recubiertos con palmetas de cerámicas y/o porcelanatos de distintos colores, texturas y tamaños; pero todas con un detención en serie de calidad que asegura su durabilidad y resistencia en el tiempo; siempre y cuando se sigan los pasos recomendados de mantención y no sufra daños por golpes o caídas de instrumentos. Como motivo de obtener una mejor terminación, entre las palmetas se ha colocado una pasta llamada fragüe que colabora a la impermeabilización del muro o asfalto y no cumple ninguna finalidad de unión.

To ensure the functioning of the site, we use cookies. We share information about your activities on the site with our partners and Google partners: social networks and companies engaged in advertising and web analytics.

10 Esta danza se constituye en un coreografía de formaciones de avance y retorno continuo; en ella se presentan los diablos que simbolizan el mal y le danzan a la Casto como una interpretación de que vienen a redimir sus pecados. Sus acompañayer son las chinas, que representan la tentación. Los diablos son representados como la tradición popular y occidental los identifica; con cuernos, rabo y tridente; Por otra parte de la capa, pechera, y pañuelos que marcan los pecados.

77 pre ajustado. En el intermedio ellos se iban a tomar al Capri. Ahí yo les preguntaba cosas. El Hugo Lagos, de los hermanos Lagos, muy conocido porque fue el primero en tocar Adiós al Séptimo de Camino, me enseñó a tocar el arpa, a poner los dedos. El deseo de Contreras se hizo ingenuidad, logrando convertirse en un destacado arpista y luthier de dicho útil. Con su folklore recorrió el país decenas de veces, fuera en escenarios de teatros o salones, o en carpas de circo que iban desde el frío de Puerto Montt hasta el desierto del finalidad conspicuo. Pero ayer de sus periplos nacionales y cuando aún era un damisela que gustaba de su posición en la boletería, fue testigo del éxito del radioteatro Hogar, Dulce Hogar!, que en 1955 agotó con díCampeón de antelación las aposentaduríFigura. Anunciado como un formidable acontecimiento primoroso el equipo dirigido por Eduardo de Calixto incluía a Marta Pizarro, Mario Rebolledo, María Valdés, Marta Charlín, María Godoy, Elga Cristina y Blanca Arce. El paso de figuras de la radio no se detendría ahí. En 1956 Melipilla vería a la otrora voz principal de Los Panchos, Raúl Shaw Bronceado, acompañado por su grupo Los Peregrinos, en dos shows que tuvieron igualmente el humor de Los Caporales y la voz de Guadalupe del Carmen, sino máxima de la canción mexicana. Durante el mismo año todavía acaecerían por la ciudad Los Hermanos Campos, Eduardo de Calixto y su compañía con la obra Celedonio se Divorcia, Encima del show de Ésta es la fiesta chilena con el sainete Hilario, corregidor Pichi pichi y la música del popular dúo María Inés. Y en noviembre, desde Radiodifusión La Cooperativa Vitalicia, unidad de los principales radioteatros como Residencial La Pichanga puso en escena Con el bautizo de la guagüita del Pa tras P adelante.

155 Desde el terremoto de 1985, este fue el único registro visible del Teatro Serrano en Plaza de Armas, individuo de los carteles que daban la bienvenida en el foyer del edificio y que tras su desuso alojó a un almacén de golosinas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *